El peso del agua

(Barú y Taganga – Colombia)

*

I

Un mundo se revela a estos ojos nuevos.
El cuerpo liviano,
libre del peso de los días,
—————————–recuerdos,
——————————–miedos
se sumerge en la claridad.
El agua, abrazo y hamaca, marca el rumbo.

Los corales reciben con parsimonia
lo que les regala la marea.
El sol penetra las olas suaves,
pincela dorado el fondo del mar.
Todo movimiento es armónico.

El encuentro con colores desconocidos
es frágil como huellas de cangrejos sobre la arena.
Despojados de lo que nos pesa,
se hace evidente lo invisible:
flotar es volar en el agua.

 

II

Brota un verde nuevo entre los manchones de tierra seca de las sierras. Brota verde y se ve en la cara de los vecinos que esperan el agua con menos apuro.

En casa se acumulan las ropas para lavar y huele a lluvia y pan casero. Chapoteamos sobre baldosas rojas pensando en los panes que no venderemos y el verde incipiente de las matas que ayer morían.

El mar quedó revuelto con la crecida del río.

Mar calmo y revuelto que cambia de tono con las nubes y queda en silencio la primera noche fresca del verano.

 

*

Anuncios

Un comentario en “El peso del agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s