Encuentro

(Manaos – Brasil)

*

Hoy conocí el río Amazonas.

Llovía una lluvía fina y constante y se me pegaba el pelo en los ojos y la remera en el cuerpo. Las ojotas chapoteaban en el barro y el río parecía mar, un mar agitado que crecía a orillas de esa sombra eterna que es la selva. Algunos estibadores cargaban pilas de cajas a sus espaldas. Otros dormían en las hamacas que colgaban dentro de los camiones de carga. Un pibe ofrecía maconha entre susurros mientras comía mango. Y las lanchas desaparecían entre la niebla como fastasmas sin rumbo.

Y olía a pescado, a perro mojado, a encuentro de las aguas.

*

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s